15.3.14

Hombre-Árbol

De pronto me siento identificado con los arboles; la gente alrededor, pasando, viendo, viviendo y yo aquí nomas; esperando nada, porque mi vida es aquí y en ningún lado. hay más como yo, lo sé, estoy seguro; soy como ellos y eso es lo que hace que ninguno se meta en el mundo del otro. es un código secreto que tenemos entre los hombres-árbol.


Los otoños-ciudad son muy bonitos en esta parte del globo, pues la gente se abraza y camina despacio entre nuestras memorias. llevan un ciclo distinto, pues a nuestro otoño, ellos reverdecen entre los lazos que los mantienen despiertos. por nuestra parte, nosotros reverdecemos en los momentos menos esperados. ahora, por ejemplo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Por un momento piénsatelo bien.