19.4.14

Secretos

Chica de blusa verde y abrigo gris, de contrastes negros; perdida en los límites de la ciudad que pretendes conocer, con el cabello afanado y la mirada crédula. el norte se ha girado unos quince grados mientras revisas la hora en el andén, no hay respuesta de lo que se supone uno debe esperar. el tiempo tiende a transcurrir en un sentido irreversible, mientras la tranquilidad te va llenando el rostro. de todas maneras suelo ser un estúpido de lunes a viernes, ¿Por qué he de cambiar mi rutina los fines de semana?


El estar pretende siempre un desgaste, y yo estoy aquí, frente a ella, frente a lo que implica el estar un fin de semana, en los límites de la ciudad que pretendo conocer, con la mirada crédula, con la hora incorrecta y el lugar un poco desfasado, con los ruidos amontonándose entre los secretos que llevas bajo el abrigo. no son esos los secretos que me intrigan del todo, me intrigan más los secretos que te roban la voz y algunas veces la forma de los ojos; los secretos que te roban el sueño a momentos y que hacen tener un desvelo crónico en la oficina, mientras los correos se amontonan con peticiones fuera de lugar y muchas veces sin sentido.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Por un momento piénsatelo bien.