5.5.14

Regina

Lo más triste de todo, lo peor del caso, es saber que la calle Regina, nunca tendrá esos colores de nuevo, ni el aura gitana que solía cargarse, la música no será la excusa perfecta para abrazarte mientras alentamos el paso, ni la gente de alrededor, serán los testigos innocuos

De pronto y sin mayor reserva, el lente de la Regina - como he resuelto decirle a mi cámara desde hace años- se desvaneció ante el paisaje urbano, cargado de smog e incitación a la muchedumbre, ha sido tan desgastante su papel de escudo, entre la realidad y mi realidad, que ha cedido sin poder más. ahora que el luto se ha vuelto ridículo, me parece idiota seguir manteniéndolo como un silencio visual, aislado del mundo tangente y he resuelto que lo mejor es llevar el duelo como lo que es, un duelo. sortear el desgaste que Regina pasaba, tolerar y confrontarlo. que caótico final, venir a morir a tus aposentos, entre guirnaldas que claman tu nombre entre el serpenteo que el viento provoca, así pues Regina mía, gracias por todo, eres bienvenida siempre que quieras
.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Por un momento piénsatelo bien.