15.6.14

8121041522

Estoy reinventando el tono de tu cabello, que poco a poco va menguando entre oscuro y claro. estoy tratando de que todo sea diferente; la memoria se va llenando con los encargos de la oficina. de pronto no tienes el mismo timbre de voz, una calle llena de extraños, los ruidos se acumulan y sé que no reconoceré tu habla en cuanto salga de tus labios. tus labios se han reinventado también, se han vuelto la marca por excelencia de la sobriedad. un carmesí que creí reconocer siempre.


Si he decidido escribirte ahora, no es porque tenga una extrañamiento para contigo, ni porque tenga la firme intención de verte un miércoles cualquiera mientras el calor de la ciudad nos orilla a mantenernos en la sombra. lo hago, porque sé que te vas morir y quiero tener la conciencia limpia.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

martes de pay?

Anónimo dijo...

zazaaza yacuza yacuza eaeaea

Publicar un comentario

Por un momento piénsatelo bien.