2.7.14

Anthems For A Seventeen Year Old Girl

¿Cómo se puede tener la certeza de querer a alguien con quien se convive todo el día? se le tiene siempre al lado y aun en los sueños se le echa de menos un poco. lo que ocurre es que han terminado por acostumbrarse el uno del otro y no se tiene de nuevo el extrañamiento ese que hace que las personas se sientan impactadas al verse unos minutos. en mi caso siempre he sido alguien perturbado mentalmente (supongo) entonces, yo siempre te quiero, aún y cuando no te vea, ni te tenga cerca; estas por la ciudad como rondando con otros quienes, yo por mi parte sigo acá como queriéndote, pero te quiero –y esto que quede bien claro- no por costumbre, ni por la suavidad del roce diario, te quiero por lo brusco de encontrarte, de toparte de frente, con un extraño del brazo y como disimulando miradas.

Lo más simple de toda la situación, sería que te quisiera por costumbre, que de poco en poco me inundes de ti, como la llave del agua que por las noches perturba, es constante y termina por desbordar la bañera. que un día me despierte y cruzando el corredor te diga que te quiero, todo esto en un preámbulo de risas tontas y desayunos exprés; pero es muy boba la idea de quererte a lo simple. siempre prefiero la maraña de situaciones, las no claras; y ahí me tienes quitando de poco en poco el sesgo de la facilidad.


Lo único que se me ocurre puede estar sucediéndonos, es qué no me acostumbro a ti


1 comentario:

Arturo Contreras dijo...

Señor, escribe usted muy bonito.

Publicar un comentario

Por un momento piénsatelo bien.