10.12.14

Hiding neath my umbrella

Tengo un extrañamiento para contigo –léase te extraño y te anhelo- y justo ahora, soy un iluso árbol esperando el próximo amanecer, estoy en los finales del ocaso y cada despedida promete un nuevo encuentro. Aunque ciertamente hay promesas que suelen no cumplirse, como quien queda con los conocidos a los cuales ha visto por casualidad en una calle poco transitada y sabemos se mienten con la promesa del próximo encuentro. Pero ahora tengo la certeza de que contigo es diferente, pues el sol es la promesa por excelencia y justo ahora dude, tú eres mi sol. –lamento lo burdo de la comparación, pero así es con el extrañamiento, le hace a uno ser de lo más ajeno-


al final, ni ajeno, ni extraño, te espero.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Por un momento piénsatelo bien.