6.4.15

After hours




De pronto todo me remite a la calma de tu habitación, el fresco que entra por la ventana y la vista del verde jardín, que desde abajo parece filtrar el estrés circundante de una ciudad que regresa a sus posiciones originales. Sé que es absurdo el pensar una vida entera así, pues necesitamos salir y tropezar con el mundo, conocer algunos rincones que guardan historias que aún no podemos recordar. Mientras tanto mantén las cortinas entreabiertas para poder tener noción de todo lo que sucede dentro de nosotros.

La marea de tu habitación y la brisa de tus brazos podrían marcar un feliz regreso por siempre; mientras los otros chicos se andan con nimiedades, tratando de darle salida a sus fantasías; sigo preguntándome si estaré despierto del todo y la respuesta exacta es saberte junto a mí.


Si decides irte, por favor deja un rastro breve por el cual regresar, pues los caminos son confusos y uno cree tener la agilidad mental para saberse en cualquier maldito lugar; pero en cualquier vuelta uno se da cuenta que todo es distinto y el saberse extraviado siempre suele ser un problema.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Por un momento piénsatelo bien.