19.4.15

Matrimonio

La idea se me hace aterradora, no como un miedo al compromiso, es más bien la idea inherente a que todo eso es un futuro y de pronto todo esto se está pareciendo mucho a lo que se supone es el futuro. 

¿Qué sigue?
1.-
La primera vez fue con una chica a la cual desconozco del todo; de ella se, lo que ella me ha dejado ver, sus formas y la imagen que me he formado es la imagen que ella ha filtrado a través de los lugares, espacios y tiempos en los cuales hemos coincidido. Todo sucedió de una manera superflua, le he mandado un correo en cuanto me he enterado de toda ella; ella por su parte me ha respondido cuando se ha enterado de todo yo y la respuesta y la pregunta han resultado decepcionantes en ambas partes.

2.-
Aquí sucedió de manera un poco distinta, pues estaba en asunto ajeno al matrimonio, era una tarde, trataba de ponerme al corriente en la vida de una persona a la cual estimo, el juego, la comida, todo llegaba desfasado, y el lugar tenía un aroma extraño. Todo era una queja imprecisa, un elemento bien pensado como para detener la sarta de inconsistencias que se me presentaban. Luego la vi, y de pronto nada era inconsistente, todo tenía un orden perfecto, la comida, los entremeses, la bebida, su cabello absurdamente rosa, sus dr. martens, sus tatuajes de star wars, incluso el tono con el que preguntaba las cosas. la escena fue algo tonto, pues enseguida se fue, le dije a mi acompañante le pediré matrimonio en cuanto vuelva, y al regresar se lo dije, se sonrojó un poco, pero me dio una nota con sus datos de contacto, me dijo que tenía novio, pero que podíamos ser amigos; incluso después de ese día no hemos hablado nada.

3.-
ok, esto es extraño porque todo fue como un rush, una avalancha y todo es como difuso.

Primero: yo estaba en mi casa un sábado tranquilo y me llaman para tratar de darle un giro distinto. El lugar resulta ser un lugar alejado de todo, de las convenciones relacionadas con la cercanía y todo completamente. Hay una alberca de por medio y hay como unas malas conexiones eléctricas. En algún punto de la noche, resulta que estoy muy ebrio (raro en mi) y después de unas ausencias de luz y resultar extraños en la oscuridad, cuando todo ha clareado en algún punto, le digo que realmente ella es una persona con la cual pudiera casarme, caigo en cuenta que todo, tanto correr, tropezar y ser un imbécil con tantas chicas, no tiene sentido, porque al final, después de todo he caído en cuenta que ella es lo único que quiero, lo único que necesito, muy dentro de mí, espero que ella piense lo mismo, solo hay un silencio y dice que seguramente no lo recordaré por la ebriedad en la que me encuentro. o algo así dijo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Por un momento piénsatelo bien.