28.6.15

Passive Manipulation

Alguien debió advertirme que habría momentos en los cuales todo podría salirme bien; a pesar de los efectos colaterales y tomando una visión judía, las cosas suceden aquí, es aquí, el presente donde todo tienen lugar, uno se va formando su paraíso, su infierno y su purgatorio absolutista. Así que mientras regreso a casa entre las calles peligrosas durante la madrugada de un sábado, trato de no abusar de todo lo que he estado haciendo últimamente. Sé que en algún lugar dentro de toda el área metropolitana hay alguien, no cualquiera, ese alguien es un secreto. el secreto mejor guardado que unos labios pueden contener, entre el juego cambiante de sombras y una difusión extenuante lo mejor sería desaparecer. No tendría sentido todo lo que está ocurriendo si de pronto regresa una violencia aplastante a las calles, y las noches se tornan un peligro psicológico para las madres. Incluso el hecho de regresar en un taxi perdería la inmediatez de tu extrañamiento.


Hay días en los que incluso extraño la sombra que nos cobija mientras nos despedimos bajo el árbol de tu banqueta, es una fuga absoluta de melancolía que no puedo controlar sabes; los carros pasando a cada momento, los cuales no me logran extrañar del todo, en mi calle pasan carros también y de manera seguida, las vueltas y los callejones y todo es terriblemente perfecto.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Por un momento piénsatelo bien.