11.4.17

VL




Es 1993 y de pronto hay un furor absurdo por la imagen y actitud de tipo rudo, poco a poco se expande por las regiones hispanas. En parte se debe a la película sangre por sangre; en parte a la cultura de las calles. Los tipos malos y rebeldes por fin son el objeto de admiración, el modelo a seguir y se vuelven los tipos cool. Ser malo, rudo y malhablado es ahora un símbolo al cual añorar.
Los tipos dentro de esta corriente se vuelven un grupo de poder, ser bully es cool; ser bulleado no tanto. Los que sufren de acoso y molestias son grupos distintos por igual, pero dentro de esos grupos existen personas listas que enfocan su ira después de ser acosados, molestados y golpeados a planes futuros, a tener buenas notas, a salir de este ambiente. Aspiran a tener buenos empleos con magníficos sueldos y ser de pronto los jefes de esas personas que abusaron de ellos durante tanto tiempo; el rol cambia, ahora ellos abusan, pero en otro sentido, en exceso de trabajo, jornadas largas, sueldos breves y demás situaciones precarias que generan un circulo vicioso.
Su plan no da resultado. Dentro de la cultura del 93 (AKA Sangre por sangre: el efecto en el bullying y demás factores culturales) el trabajo dignifica al hombre. No importa que tan malas condiciones se tengan, el esfuerzo continua, la paga sigue llegando. Esto vuelve locos a los grupos de poder intelectual, no encuentran la manera de vengarse, más bien, no logran que las personas de las cuales se están vengando, noten que es una venganza.

Hay una convención. Hay consternación, no saben lidiar con la ineficiencia del poder, hay discusiones acaloradas, pero no llegan a nada. Hay un receso y de pronto surge un plan. Varios de los asistentes son miembros de la RAE, así finalmente después de mucho, llega su venganza:

Oficialmente Vato se escribe ahora Bato


Pero en inthehood el feeling es el mismo. Vato. Sigue teniendo el espíritu de los pantalones tumbados y la playera holgada. Incluso cuando lo pronuncian, siguen teniendo la V en la mente.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Por un momento piénsatelo bien.