14.8.17

RAW

No hay sentencia que dé seguimiento a la frase absoluta.
No hay nada. Silencio. Contemplar lo inevitable cada día.
Me siento vacío.
Cada día comienza con una pregunta y finaliza con una respuesta.
La pregunta es: ¿Qué clase de día será?
La respuesta siempre es: Hoy
Uno especie de repetición sin sentido.
Una plana de situaciones que no termina de concluir.
Hoy más que ayer.
Ayer más que hoy.
Mañana más que siempre.






Dice M que es como volver de vacaciones y estar “oxidado” olvidar poco la motricidad al trazar y escribir raro. Que sigue todo ahí, solo hay que despertar poco a poco 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Por un momento piénsatelo bien.