23.9.17

Lullaby


 Y, ademasvos queres sol





Es una especie de despertar, una sensación de somnolencia que no terminas de comprender. De pronto estás atrapado entre los años de adolescencia y no sabes ni entiendes el porque de lo que sucede. Es sábado al mediodía y caminas sin rumbo, confundido entre sentimiento y deberes. No hay explicación, ni tarea definida, solo se tiene la certeza de que algo ocurre, pero estás tan encerrado en ti que apenas y puedes ver.
Es de manera absoluta un lugar al que no se puede volver, ese lugar lejano absurdo y cálido. Todo se encuentra bien, pero hemos perdido la pista. Lo que sigue es una lucha constante por no ceder, por tratar de convencerse a unos mismo de mantenerse en esta ruta absurda.

Resignarse es la clave, no hay más. nunca volverán las tardes de otoño, con el clima ralo al respirar. ni las despejadas mañana por la preparatoria donde todos seguían en clase y la vuelta al baño se prolongaba más de lo debido. no hay tardes de vagancia entre tareas de equipo ni el no tener con quien convivir.

Son espacios aleatorios dentro de todo lo que se vive y no hay una coherencia absoluta. brincos de linea que no termino de comprender y aún así no puedo codificar la soledad, así que concluyo en el resignarse y avanzar, porque de eso se trata la vida, la ciencía y todo lo demás, avanzar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Por un momento piénsatelo bien.