12.3.19

71/365



a lo mejor por lo mismo he tratado de interactuar con terceros lo menos posible, aunque he hecho un nuevo amigo (¿real o imaginario?) no se si ha sido del todo consciente pues también es escritor, politólogo, más bien se define así: un politólogo con alma de artista o un artista con vocación de politólogo; es gracioso porque cuando nos conocimos, yo estaba sentado y tenía la rayuela a un lado, la de Cortázar; el me voltea  a ver como no queriendo y me pregunta que si he leído los detectives salvajes, supongo que es todo el hype y esta onda que se puso de moda, digo, estadística-mente mucha gente la ha leído, fue mi primera impresión, pero cuando le dije mi motivo particular, my own private starry night, que a principios del 2013 y en medio del desierto, perdido entre nogales y Hermosillo, las palabras de bolaño tienen un peso fundamental, uno que se cala hasta el alma, que se mantiene entre el calor, sudor e intensidad del sol; a partir de este momento no tengo la certeza de que lo que salió de su boca sea la verdad, pero me dijo que es una casualidad bien loco que yo también estuviera entre nogales y Hermosillo leyendo a bolaño, que él recorrió los lugares de sonora, a la par de la lectura. ya no sé qué creer, lo único que pude responder ante esta situación, fue decirle que bolaño nunca estuvo ahí, que simplemente se guío por mapas y apuntes, del padre de un amigo. supongo que es la esencia de nuestras vidas, nos dejamos guiar por mentiras.








No hay comentarios:

Publicar un comentario

Por un momento piénsatelo bien.